lunes, 25 de septiembre de 2017

Opel Grandland X - Primeras Impresiones.






Fuente: Caradisiac

A pesar de que Opel fue comprada muy recientemente por PSA, oficialmente el 1º de Agosto, el fabricante alemán ya venía desarrollando nuevos modelos con Peugeot. Recientemente, se lanzó al Cossland X sobre base 2008 y ahora el Grandland X sobre base 3008.
A pesar de que el 3008 y Grandland X comparten la misma plataforma y gran cantidad de componentes, estéticamente estos dos vehículos se diferencian netamente.
















El francés exhibe líneas angulosas y modernas, mientras que el Grandland X es más clásico y también mantiene ciertos detalles comunes a otros modelos de la marca alemana, como las ópticas, grilla y el parante C con un corte en forma de aleta de tiburón.
Esta diferenciación estética es aún más llamativa en el habitáculo, donde el I-Cockpit de Peugeot es reemplazado por una configuración tradicional.
E









En el lanzamiento, el Grandland X estará disponible solo en dos motorizaciones: naftero Puretech 1.2 Turbo de 130 HP y Diesel BlueHDI 1.6 de 120 HP. Los precios oscilan entre 25 600 y 35 300 €.

Primeras impresiones de conducción

Para esta primera prueba, elegimos diesel que debería representar la mayoría de las ventas. Bien conocido, el BlueHDI 120 HP,  resulta siempre agradable con buenas reprises y un apetito medido de unos 7 litros/100Km.










La principal diferencia entre los dos SUV es la posición de conducción. No encontrarán el pequeño volante en el Grandland X. Buena noticia para algunos, mala para otros. Con un volante tradicional, el Opel da la impresión de ser menos dinámico que el Peugeot. Un sentimiento reforzado por el diferente ajuste de las suspensiones que lo hace un poco más sensible a los movimientos de la carrocería. Sin embargo, el Grandland X claramente se posiciona como uno de los SUVs más agradables de la categoría.

sábado, 23 de septiembre de 2017

308 Restling Contra sus Rivales: Golf y Megane - Comparativa


Fuente: L'Auto Journal

El Peugeot 308 domina la clase compacta. Recién rediseñado, se reposiciona nuevamante e n el desafío a sus rivales Golf y Megane. 


Si aseveramos  que tenemos ante nosotros las novedades más importantes del momento, probablemente pienses que no es real. Sin embargo, el Peugeot 308 y el Volkswagen Golf , han sido rediseñados ... Cautelosamente! En el Volkswagen, el enfoque es muy clásico, especialmente en el Golf. Y Peugeot, sin duda, tampoco quiso innovar demasiado en su exitoso 308 ... ¿Resultado? Las novedades se parecen como dos gotas de agua. Fin de la historia ? No tan rápido.

Técnicamente, hay algunos cambios ...

De hecho, técnicamente, ni Peugeot ni Volkswagen han permanecido en los mismos cascos. Volkswagen se ha centrado en nuevas ayudas a la conducción (control de crucero adaptativo con función de atasco, sistema multimedia controlado por gestos, etc.), mientras que Peugeot, adopta en el 1.2 PureTech 130hp una cartografía de inyección revisada y un nuevo sistema antipolución que implica un filtro de partículas como en los diésel. ¿Objetivo de la maniobra? Anticiparse a las normas (Euro 6.c) que entrarán en vigor en septiembre de 2018. Para juzgar estos cambios, es necesario un enfrentamiento. Y para que sea más significativo, hemos agregado al Renault Mégane, que no cambia, pero sin duda será un excelente árbitro!

Estéticamente se mantiene el statu quo!

Antes de comenzar, demos un brebe vistazo, al juzgar los cambios estéticos que se produjeron en el 308 y el Golf. Debemos reconocer que son modestos. En el 308, hay nuevos escudos y una grilla rediseñada que ahora incorpora el logotipo de la marca, previamente "colocado" en el capó. Cabe señalar que este último también ha sido modificado. Por el lado del Golf, es casi lo mismo con escudos y guardabarros remodelados. En cuanto al Mégane. Hay que decir que es, con mucho, sl más joven de la banda. Nacido en 2016 (2013 para el 308, 2012 para el Golf), el tiempo todavía no lo ha afectado tanto.

En el cronometraje, el Mégane aventaja

El pequeño de 3 cilindros 1.2 PureTech del 308 se destaca por el silencio. Todavía no lo asocia con la nueva caja de cambios automática de ocho velocidades, probada en la versión BlueHDi de 180 HP, pero que llegará en 2018 a los nafteros, nuestro 308 continúa con la transmisión EAT6 que posee mucha dulzura, pero carece de un poco de reactividad. Sin embargo, en el modo Sport, la gestión downshift es excelente. En términos de rendimiento, observamos una ligera contracción (0,8 s de 0 a 1.000 m y 1.2s de 0 y 100 km / h. Antes de cuestionar la nueva gestión de la inyección y el filtro de partículas, vamos a esperar para probar otro modelo que ofrece un kilometraje ligeramente superior. De hecho, durante nuestras mediciones, nuestro 308 mostraba un poco más de 1.000 km en el odómetro, lo que puede explicar esta relativa falta de tono. 
Más alerta, el Golf se basa en su caja con doble embrague DSG7 para hacer el mejor uso de su 1.4 TSI 125 HP, lo hace bien, honorablemente. Pero como el 308, debe inclinarse ante un Mégane cuyo valor nos sorprendió ya que esta versión equipada con la caja EDC gana 1 segundo en aceleración respecto a la versión con transmisión manual. Lleno de entusiasmo en la recuperación, el Renault recorre el anillo de velocidad de Montlhéry con el tiempo!

En ruta, el 308 sigue siendo la referencia

¡Pero en el ruta, el 308 hace honor a su curriculum vitae! Siempre tan eficiente, cambia de trayectoria sin maltratar a sus ocupantes en cualquier tipo de piso. El Mégane también lo hace bastante bien gracias a un tren delantero preciso y reactivo, pero que probablemente sería más agradable si la dirección era un poco menos liviana. La caja de cambios de doble embrague de Mégane es más animada, pero también un poco menos suave que la transmisión automática de Peugeot, afectando el placer de conducción, que sin duda es mucho más agradable que su versión de caja mecánica. Esto también se aplica al Golf. De hecho, aunque aquí se asocia con una mecánica sin gran relieve, la caja DSG7 logra aportar por sí misma (o casi) un verdadero placer de conducción, pero su chasis muy rígido decepciona.

A bordo el 308 es muy convincente


Si los restyling del 308 y Golf son discretos por afuera, ¿qué decir una vez instalados detrás del volante? Honestamente, no mucho! Por lo tanto, el tablero de instrumentos del Peugeot no ha cambiado. Encontramos el volante pequeño, el contador de revoluciones invertido Y la pantalla táctil que controla todas las funciones. Todo esto está muy bien presentado, seriamente terminado y funcional, pero confieso que esperaba encontrar en esta versión la instrumentación digital programable del 3008. Aparentemente demasiado cara de industrializar para una "simple actualización". Es una lástima ! Sobre todo porque el Golf no duda en ofrecerla, aunque opcionalmente a  580 €. Aparte de eso, una vez más, los cambios son tenues. Un nuevo conjunto multimedia equipado con una pantalla de 9,2 pulgadas totalmente táctil como en el 308, que ahora ofrece una mayór sensibilidad, pero beneficiándose además de un control gestual, cuyo interés préctico queda por demostrar ... El acabando es hermoso, pero no mejor que el del 308 y sobre todo, la presentación del conjunto está lejos de ser tan agradable. El Mégane lucha para resistir la comparación, aunque la tableta táctil que se encuentra en el centro del salpicadero resulta muy práctica, incluso si la reactividad del sistema R-Link 2 no es todavía óptima.

Comodidad superior

Estos cambios discretos no influyeron en el confort. Y en el caso del 308, uno no puede quejarse,  siempre muestra un gran dominio en este campo. Para lograr este resultado, Peugeot no ha olvidado nada, empezando por una tapicería bien diseñada que mantiene perfectamente el cuerpo. El Golf también ofrece asientos cómodos pero un poco más firmes y el Mégane, como el 308, logra mayor satisfacción . La amortiguación de Peugeot sigue siendo referencia indispensable en el campo de la filtración de las desigualdades. Una vez más, el Golf lo sigue de cerca y el Mégane un poco mas distanciado. 

Espacios algo justos

A la hora de acomodar las piernas de los pasajeros de los asientos traseros, es apenas aceptable en el Golfy algo menos en los 308 y Megane. Afortunadamente, en todos los casos, la anchura en los codos, delante y detrás, es bastante generosa. Al igual que el volumen del baul. De hecho, los 3 están muy por encima de la media. 
Al final, el 308 tiene una ventaja en esta área por su comodidad, la calidad y la seriedad de su presentación que no excluye una pizca de originalidad. Originalidad al Megane no falta, pero hay que admitir que la seriedad escasea. El Golf se presenta menos comodo, con buena teminacion pero falto de originalidad.

Hablemos de dinero ...

Mecánica moderna y eficiente, cajas de cambio automáticas, acabados de gama alta. El Golf y el 308 muestran un precio de venta que supera los 30 000 €. Mención especial al Peugeot que comienza un poco a tomar la cabeza grande financieramente! Por supuesto, la ejecución GT Line mejora los detalles en el equipamiento y sobre todo en presentación. ¡Pero de todos modos! El Golf, por su parte, permanece fiel a su "leyenda" de cobrar susopcionales a muy alto precio, y en primer lugar, su caja DSG7 cuesta 1.930 € (frente a 1.600 € para las transmisiones automáticas francesas). El Mégane es la buena sorpresa de este comparativo ya que se comercializa en 27.400 €, es decir, 3.650 € menos que el 308 y 2.560 € menos que el Golf sin ofrecer ningún equipo menor de serie que sus rivales.

Consumidores bastante sabios

El Golf vence en el capítulo de consumo con un promedio muy halagador de 6.8 l / 100 km. En esta zona, los franceses están un poco rezagados, con un promedio de 7.1 l / 100 km para el 308 y 7.6 l / 100 km para el Mégane. A priori, la presencia del nuevo filtro de partículas en el Peugeot no tuvo mayor influencia negativa en el consumo de combustible, ya que habíamos visto, en una prueba anterior, un promedio de 7.2 1/100 km. Por último, por el lado financiero debemos dar la victoria al Mégane que ofrece, de lejos, la mejor relación precio / equipamiento.

El veredicto de L'Auto-Joural

Victoria del Peugeot 308 
Frente a un Golf que ha cambiado poco y un Mégane que no cambia, hay pocas posibilidades de que el 308 fuera superado. Peugeot a partir de su restyling consolida su liderazgo en la clase de berlinas compactas. 


 Peugeot 308



placer de conducción 
Comfort 
presentación uidadosa 
 Volkswagen Golf 



Bajo consumo 
Construcción cuidadosa
Contenido tecnologíco
 Renault Mégane 


Presentación gradable 
Buen rendimiento 
Relación Precio/Equipamiento

 

Plazas traseras muy ajustadas 
Caja un poco lenta 
Alto Precio del GT Line

 

Presentación Triste
Frenado 
Costo de caja DSG7
 

Acabado perfectible 
Consumo elevado 

 Especificaciones 

Motor
1.2 Puretech 130 HP 

Caja
EAT6 

Acabado
GT Line

Precio 
31.050 € 

Malus ecológico
 0 € 

Potencia
 130 HP a 5500 rpm

Torque
 230 Nm a 1750 rpm

Peso
1 312 kg 

Aceleracones
0 a 100 km / h: 10,8 s 

Reprises
 90 130 km / h  10.6 s 

Velocidad máxima
 192 kmh 

Consumo promedio
 7,1 l / 100 km

 Especificaciones 

Motor
 1.4 TSI 125 HP

Caja
DSG7

Acabado
Carat

Precio
29.960 €

 Malus ecológico
 0 €

Potencia
 112 HP a 5000 rpm

Torque
200 Nm a 1400 rpm

Peso
1 288 kg

 Aceleracones
0 a 100 km / h: 9,9 s 

Reprises
 90 a 130 km /h  9,5 s 

Velocidad máxima
 198 km / h

consumo promedio
 6,8 l / 100 km

 Especificaciones 

Motor
1.2 TCE 130 HP

Caja
EDC 

Acabado
Intens 

Precio
27 400 €

Malus ecológico
 0 € 

Potencia 
130 HP a 5500 rpm

Torque
 205 Nm a 2000 rpm

Peso
1 330 kg 

Aceleracones
0 a 100 km / h: 9,5 s 

Reprises
90 a 130 km / h  9,1 s

Velocidad máxima
 198 kmh 

Consumo promedio
 7,6 l / 100 km 



Un restyling del C4 Cactus reemplazaría incluso al C4 Berlina









Según ha trascendido, en Octubre sería develado un profundo restyling del Citroen C4 Cactus. Este restiling suavizaría su aspecto rústico acercándose mas al de una berlina y reemplazaría al C4 Berlina actual que data de 2010 y se presenta muy superado por el resto de las gamas de PSA. Este estrenaría las nuevas suspensiones que viene desarrollando Citroen con amortiguacion neumática que brindaría características muy específicas de confort de marcha exclusivas de la marca, y adoptaría los últimos adelantos técnicos referidos a equipamiento y ayudas a la conducción.